Aprueban que permanencia de Guardia Nacional en tareas de seguridad pública sea hasta 2028

15 de Septiembre de 2022


  • El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 335 votos a favor, 152 votos en contra y una abstención el dictamen por el que se amplía hasta 2028 la permanencia de la Guardia Nacional en tareas de seguridad pública, logrando la mayoría calificada necesaria por tratarse de una reforma constitucional.

     

    Fue poco después de las 10 de la mañana del 14 de septiembre cuando comenzó la discusión de la reforma que buscaba prolongar hasta 2029 la presencia de las fuerzas armadas.

     

    Al presentar el proyecto de reforma constitucional, el diputado Juan Ramiro Robledo Ruiz, de Morena, argumentó que debe priorizarse la lucha ante lo que denominó las amenazas de las organizaciones criminales.



“No estamos en posibilidades de ir a la guerra ni al norte ni al sur, en unos porque no podemos y en otros porque no podrían significarnos una amenaza a la seguridad nacional; la amenaza a la seguridad nacional es adentro del potencial tan fuerte de esas organizaciones con una capacidad tremenda de fuego, de corrupción de desplazamiento que son las organizaciones criminales que siguen, por desgracia, ahí vivas”.

 

Insistió en que “es necesario prolongar esa situación transitoria en donde las fuerzas armadas, con permiso constitucional, debe seguir apoyando a la seguridad pública bajo las órdenes de su comandante civil que es el Presidente de la República y atenida a las leyes civiles, al orden civil y en las condiciones de respeto absoluto a las personas, a los derechos humanos”.

 

Previo a la discusión, los grupos parlamentarios del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano presentaron mociones suspensivas, argumentando que hubo poco tiempo para analizar la propuesta. Propusieron hacer consultas con especialistas para tomar una decisión.

 

“Porque la mayoría indolente y otros están actuando en la lógica de la sin razón, esa que suplanta poco a poco la sensatez, ni hipócritas, ni retrógradas, ni fascistas, los fascistas son los que utilizan al Ejército en las calles y en otras actividades”, señaló diputado Marco Humberto Aguilar Coronado, del PAN.

 

Por MC, el diputado Salvador Caro Cabrera destacó que “no hay certeza, no hay garantía de legalidad, definitividad y seguridad jurídica en la materia de esta sesión. Dejan solo al presidente de la Comisión porque están concentrados en su ambición de someter a la ciudadanía y socavar la democracia”.

 

Las mociones fueron rechazadas por lo que se procedió a la discusión.

 
  • En los posicionamientos, por el Grupo Parlamentario de Morena participó la diputada Andrea Chávez Treviño, quien señaló que en este momento debe apostarse por un camino “que vamos a transitar porque nos urge construir una nueva historia de paz y derechos humanos. Vamos a apostarle a una vida que merezca la pena ser vivida. Esto no se trata de ganar una votación parlamentaria. Y termino. Esto se trata de devolverle la tranquilidad a las familias trabajadoras que con su esfuerzo han sacado adelante el país”.

     
    Del Grupo Parlamentario del PAN, la diputada Joanna Alejandra Felipe Torres, apuntó que esta propuesta carece de sustento jurídico, pues no se cumplen con los requisitos expresados en la reforma de 2019, “la reforma que hoy se pone a nuestra consideración no responde a una situación extraordinaria, es decir, no se aplica de manera excepcional, temporal o restringida, pues es la única "estrategia", entre comillas, que ha implementado el actual Gobierno Federal durante su sexenio”.


La promovente de la iniciativa, la diputada del PRI, Yolanda De la Torre Valdez, aseguró que se necesita más tiempo para que el Ejército y la Marina acompañen las tareas de seguridad pública, “o permitimos que las Fuerzas Armadas los acompañen unos años más, o los estados estarán secuestrados por el crimen. El PRI votó en contra de que la Guardia Nacional tenga mando militar, pero creemos que las Fuerzas Armadas deben acompañarla en su fortalecimiento por unos años más”.

 

El coordinador del PVEM, el diputado Carlos Alberto Puente Salas, consideró que esta reforma en realidad se le brinda al próximo gobierno que tendrá la misma oportunidad, dijo, que tuvieron los últimos tres presidentes de México. Aseguró que es mentira que el país será militarizado, pues el ejército seguirá bajo las órdenes del Poder Ejecutivo.

 

“Hoy ustedes le quieren dar a entender a México que a partir de mañana México va a estar militarizado. No, no es cierto. Le están mintiendo a las mexicanas y a los mexicanos. Y que muchas y muchos de ellos nos lo piden en la calle, nos lo piden en nuestros estados. Lo único que estamos manteniendo es la facultad del titular del Ejecutivo de disponer de las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad”, añadió.

 

En el marco de los trabajos que realizan las fuerzas federales con las locales, el diputado Gerardo Fernández Noroña, del PT, cuestionó a los partidos de oposición por los beneficios que reciben del Ejército y la Guardia Nacional. Además, argumentó que no hay peligro de que se use a los militares en actos de represión contra la población civil.

 

“Nos amenazan que si llegara otro gobierno harían tropelía y media con esta legislación. Pero, si lo hacían sin ella, pero si mataban a civiles en retenes militares, hicieron desapariciones forzadas, si reprimieron manifestaciones del pueblo, si torturaron, si bañaron en sangre el país. ¿Cómo puede haber tanta desvergüenza?”, dijo el legislador.

 

Al considerar que con el apoyo a la Guardia Nacional y a las fuerzas se deja en el desamparo a los estados y municipios, el diputado Jorge Álvarez Máynez, Coordinador Parlamentario de MC, lamentó que no exista un análisis de los impactos de ampliar el plazo para que el Ejército siga en las calles, “esta batalla la deberíamos de ver en su resultado, en sus alcances, en su dimensión, en los cementerios de este país, porque sí hay más personas detenidas que nunca en las cárceles con su punitivismo y su prisión preventiva, pero hay más delincuentes que nunca en las calles”.

 

Quien pidió no confundir a la opinión pública, fue el diputado Jesús Alberto Velázquez Flores, del PRD, ya que como Grupo Parlamentario dan todo su respaldo a las fuerzas armadas. Cuestionó cuál será el beneficio de aumentar el número de años para la presencia militar en las calles: “Hasta el día de hoy transcurrida ya la mitad de este sexenio, debemos decir que mantener el Ejército en las calles no es la solución. No debemos de confundir la confianza que se le tiene al Ejército y a nuestras Fuerzas Armadas con la nula estrategia de seguridad pública que el presidente ha insistido en mantener”.

 
  • En el apartado de reservas, fue admitida una modificación de la diputada Magdalena del Socorro Núñez Monreal, del Partido del Trabajo, para precisar que será el Sistema Nacional de Seguridad Pública la entidad que deberá informar al congreso sobre el avance en la conformación y capacitación de los cuerpos de seguridad en estados y municipios. Y también se aceptó la reserva para que sea en 2028 y no 2029 cuando venza el plazo de actuación de la Guardia Nacional.

     

    Finalmente, una vez aprobado el dictamen, el presidente de la Mesa Directiva, el diputado Santiago Creel Miranda, dio instrucciones para que antes de remitir la minuta al Senado de la República, se realicen las correcciones del buen uso del lenguaje sin modificar lo aprobado.








Relacionadas