Comisiones Unidas del Senado respaldan Convenio 190 de la OIT para eliminar el acoso laboral

07 de Marzo de 2022




Las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social, y de Relaciones Exteriores del Senado de la República, aprobaron el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para eliminar la violencia y el acoso laboral, adoptado en Ginebra, el pasado 21 de junio de 2019. 


Al respecto, el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, senador Napoleón Gómez Urrutia (Morena), comentó que el acuerdo busca establecer instrumentos normativos para terminar con prácticas violentas y abusivas en los centros laborales, pues toda persona trabajadora tiene derecho a sentirse segura y a desarrollarse en espacios libres de acoso y discriminación. 


Con la aprobación de la adhesión del país al Convenio 190, comentó el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, senador Héctor Vasconcelos, “contribuirá al logro de la igualdad sustantiva de oportunidades y a la erradicación de estas prácticas por motivos de género”. 


En tanto, el senador José Alfredo Botello Montes (PAN) recordó que la Ley Federal del Trabajo establece la no discriminación a todas y todos los trabajadores, por lo que el Convenio 190 abona a cumplir con dicha premisa en los sectores públicos y privados, así como en zonas urbanas y rurales.


Fue la senadora Patricia Mercado Castro (MC) quien reconoció la participación de las secretarías del Trabajo; y de Relaciones Exteriores, así como de la subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, para concretar dicho dictamen, pues representará una buena rendición de cuentas hacia las mujeres trabajadoras de México. 


Al resaltar la relevancia de ratificar dicho instrumento, el senador Israel Zamora Guzmán (PVEM) explicó que el Convenio 190 hace una diferencia entre el acoso y la violencia, así como un análisis de los que se debe entender como acoso por razón de género. 


  • Cabe recordar el acuerdo respalda el propósito de salvaguardar y garantizar el derecho de toda persona a tener un trabajo libre de violencia y acoso; además, reconoce que dichas prácticas constituyen una violación o un abuso a los derechos humanos, lo que representa “una amenaza para la igualdad de oportunidades y son inaceptables e incompatibles con el trabajo digno”.  


    Y es que el Convenio 190 de la OIT señala que todo miembro que ratifique el instrumento deberá respetar, promover y asegurar el disfrute del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso; así como adoptar una estrategia integral a fin de aplicar medidas de prevención.




@NoticiaCongreso


Relacionadas

Twitter del congreso Síguenos