Piden legisladores al Gobierno Federal transparentar compra de refinería Deer Park

13 de Julio de 2021




En un comunicado, el Grupo Parlamentario del PRI, que coordina el diputado René Juárez Cisneros, informó de la presentación de un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, para que el Poder Legislativo solicite al Gobierno Federal transparentar el proceso de adquisición de las acciones faltantes de la refinería Deer Park, en Texas, de la que Pemex ya era socio desde hace 28 años.


La bancada del PRI también pide que se informe sobre el impacto que tendrá esta operación con la petrolera Shell Oil Company en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, tras pagar 600 millones de dólares y asumir la deuda de 980 millones dólares que arrastra la refinería.


“Con información veraz y puntual vamos a disipar dudas y a poner fin al clima político e institucional adverso en Estados Unidos, por el manejo que Pemex pueda hacer de la refinería; conocer cuál es la proyección real de crecimiento de la planta, cómo van a solventar la deuda, cuánta inversión más requerirá y de dónde van a salir los recursos”, plantearon las y los diputados priistas.


Asimismo, hicieron un exhorto para que las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en su carácter de integrantes del Consejo Directivo de la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza, soliciten a dicha instancia de colaboración bilateral que lleve a cabo un análisis de la viabilidad financiera y de aspectos ambientales de la refinería, también, respecto a los posibles impactos transfronterizos ambientales o de salud.


En la exposición de motivos resaltaron que tanto en México como en Estados Unidos la adquisición completa de la planta ha generado inquietud por el manejo que Pemex pueda hacer de la refinería, sobre todo cuando la tendencia a nivel global no favorece los combustibles fósiles, sino las energías limpias.



  • Manifestaron que la adquisición de la planta es costosa y el simple anuncio de la compra provocó una degradación en la calificación de Pemex; la agencia Moody´s estableció que las refinerías Deer Park y Dos Bocas (en proceso de construcción) se suman a la carga de gastos de capital de Pemex y generan dudosos retornos de inversión, además, del riesgo de sobrecostos.


    De igual manera, pidieron al titular de Pemex dar respuesta específica al congresista del Partido Republicano por Texas, Brian Babin, quien solicitó al Departamento del Tesoro y al de Energía de Estados Unidos hacer una revisión de seguridad y no vender la planta, al asegurar que “con Pemex aumentan significativamente los riesgos de un accidente industrial; es una empresa con dificultades económicas y ‘mala gestión empresarial’, con numerosas demandas y escándalos”.






@NoticiaCongreso


Relacionadas