En foro a distancia, se pronuncian por visibilizar la violencia obstétrica en México

08 de Febrero de 2021


  • De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, alrededor de 33.4 por ciento de las mujeres de 15 y 49 años que tuvieron un parto sufrieron algún tipo de maltrato por parte del personal que los atendió, por lo que, para visibilizar esta situación en la Ley General de Acción de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se realizó el foro a distancia “Violencia Obstétrica en México: entre la normalización y el reconocimiento”.  


    A nombre de la diputada Ana Patricia Peralta De La Peña, impulsora de la iniciativa que busca prevenir, identificar y erradicar este tipo de violencia contra las mujeres, Andrea Aguirre, de Enlace Legislativo de la Cámara de Diputados, reconoció que la violencia obstétrica no está reconocida ni sancionada dentro de la legislación nacional, por lo que hizo un llamado a garantizar la protección de la salud de las mujeres como un derecho tutelado. 



Cabe destacar que este tipo de violencia es ejercida por profesionales de salud (predominantemente médicos y personal de enfermería) hacia las mujeres embarazadas, en labor de parto y el puerperio; siendo el sector más vulnerable el de las mujeres indígenas.  


“Si las pacientes son concebidas como inferiores, sumisas, como agradecidas y como ignorantes, es muy fácil imaginarse cómo pueden volverse objeto de un trato condescendiente, irrespetuoso, descuidado y despótico”, refirió Paola Sesisa, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social-Pacífico Sur.  


Roberto Castro, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que trabajar en una iniciativa en la materia es de gran importancia, ya que se reconoce en la ley la existencia de la violencia obstétrica como un problema social y público; asimismo propuso que se “debe hacer del parto un evento no medicalizado y no en manos de una cierta profesión”.  


De acuerdo con la partera, Hannah Borboleta, el modelo de partería se basa en evidencia científica y pone a las mujeres en el centro, debido a que “se asume que las mujeres van a tomar decisiones” sobre su parto. “Nosotras acompañamos el primer nivel de atención, la prevención de procesos fisiológicos saludables y los desequilibrios de primer nivel”, explicó.



  • Roberto Castro, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que trabajar en una iniciativa en la materia es de gran importancia, ya que se reconoce en la ley la existencia de la violencia obstétrica como un problema social y público; asimismo propuso que se “debe hacer del parto un evento no medicalizado y no en manos de una cierta profesión”.  


    De acuerdo con la partera, Hannah Borboleta, el modelo de partería se basa en evidencia científica y pone a las mujeres en el centro, debido a que “se asume que las mujeres van a tomar decisiones” sobre su parto. “Nosotras acompañamos el primer nivel de atención, la prevención de procesos fisiológicos saludables y los desequilibrios de primer nivel”, explicó.



@NoticiaCongreso



Relacionadas