Las y los senadores avalan regular actividades de los agentes extranjeros en México

09 de Diciembre de 2020



Con 71 votos a favor, 21 en contra y una abstención, el Pleno del Senado avaló en lo general el dictamen con proyecto de decreto enviado por el Ejecutivo, por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley de Seguridad Nacional, a fin de regular las actividades de enlace para el intercambio de información con autoridades mexicanas que desarrollan agentes extranjeros.  


Será la Secretaría de Relaciones Exteriores, previo acuerdo con las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de Defensa Nacional, y de Marina, quienes resolverán la acreditación y la circunscripción territorial del agente extranjero. 


La presidenta de la Comisión de Gobernación, Mónica Fernández Balboa, de Morena, explicó que la reforma limita a los agentes extranjeros para desarrollar las actividades de enlace para el intercambio de información con autoridades mexicanas; agregó que los agentes no tendrán inmunidad en caso de incurrir en la comisión de delitos o infracciones por infringir las disposiciones normativas establecidas.  


El Partido Acción Nacional se opuso a la prontitud con que se discutió la iniciativa del Ejecutivo Federal, sin una discusión profunda dada la trascendencia del tema en materia de seguridad nacional y de la soberanía. Lamentaron que este dictamen pueda criminalizar actividades de diplomacia e inteligencia. Se cuestionó sobre las penalizaciones que puedan tener funcionarios internos con agentes internacionales, así como el demérito al combate al crimen organizado transnacional.


En contraste, el senador Martí Batres Guadarrama, de Morena, refirió que el proyecto de decreto no afecta las relaciones con EEUU, ni con ningún otro, ya que únicamente regula la presencia de agentes en el territorio; “no se está regulando la presencia de agentes extranjeros en otros países, sino en nuestro país”, aclaró.  


De Movimiento Ciudadano, el senador Noé Fernando Castañón Ramírez, recordó que uno de los deberes de los legisladores es salvaguardar y garantizar la seguridad de la nación, a lo que consideró que dicho dictamen cumple con esa función, debido a que se protege a la soberanía y el orden constitucional.  


“Me parece completamente correcto que se hagan este tipo de cambios, porque al final tenemos que saber quiénes entran a nuestra casa y qué es lo que hacen”, refirió la senadora Verónica Noemí Camino Farjat, del PVEM, quien argumentó que el dictamen no es violatorio de ningún tratado o acuerdo.  


Quien también se pronunció a favor del dictamen, fue el senador Miguel Ángel Lucero Olivas, del PT, al recalcar que no existe un marco legal que regule el tipo de cooperación bilateral de las agencias de inteligencia y seguridad de gobiernos extranjeros que operan en México, lo que provocó diversos problemas como el “fallido operativo Rápido y Furioso”. 


El Pleno avaló reservas a tres artículos del dictamen, las cuales fueron presentadas por el senador Ricardo Monreal Ávila, quien aclaró que las reformas a la Ley de Seguridad Nacional no tienen una dedicatoria especial para un país o una agencia, sino que busca cubrir todas las representaciones que se encuentra en México; “busca que el país cuente con un marco legal claro sobre cooperación en materia de seguridad Nacional”.  


Asimismo, recalcó que dentro de sus modificaciones a los artículos 68, 71 y 76, se señala que los agentes extranjeros deberán informar a las autoridades mexicanas que corresponda en términos de los convenios de cooperación internacional; así como la adición de una fracción para que se mantenga la confidencialidad de la información que obtengan derivada de la aplicación de los convenios.  


El dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación, y de Estudios Legislativos Segunda, establece el Gobierno de México supervisará el cumplimiento por parte de los agentes extranjeros de las obligaciones legales y, cuando a juicios de las autoridades mexicanas, se incumplan las disposiciones generales, el gobierno solicita su retiro y quedará sujeto a las sanciones aplicables.  


  • Asimismo, señala que el agente extranjero tiene prohibido realizar o inducir a terceras personas a realizar detenciones, acciones de privación de la libertad, allanamiento de la propiedad privada, o cualquiera otra conducta que resulte violatoria de la Constitución y leyes nacionales. 


    Finalmente, el dictamen se avaló en lo general y en lo particular con 72 votos a favor y 14 en contra, por lo que se remitió a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.


@NoticiaCongreso 


Relacionadas