Senado avala expedir Ley General de Educación Superior; se remite a la Cámara de Diputados

09 de Diciembre de 2020




  

Para garantizar a la población su derecho a acceder a la educación superior, el Pleno del Senado de la República avaló en sesión ordinaria, expedir la Ley General de Educación Superior, reglamentaria de la reforma constitucional en materia educativa que se publicó el 15 de mayo de 2019.


La ley avalada por unanimidad de 108 votos a favor, establece las bases para la coordinación, promoción, vinculación, participación social, evaluación y mejora continua; además contiene los criterios para regular la participación de los sectores público, social y privado en la Educación Superior.  


También, señala que la Educación Superior se orientará al interés superior del estudiante, a la igualdad sustantiva para contribuir a la construcción de una sociedad libre e incluyente, así como al respeto a la autonomía, libertad académica, de cátedra e investigación.  


En la fundamentación del dictamen, el presidente de la Comisión de Educación, senador Rubén Rocha Moya (Morena), explicó que esta nueva ley trata la evaluación, la autonomía universitaria, respeto a los derechos labores de los trabajadores en las universidades, temas de género, así como los fines y políticas públicas para fortalecer la Educación Superior.  


“Es una ley que va a regular para bien la Educación Superior y será un instrumento que le permita elevar sus estándares de calidad”, refirió.  


Al considerar que la educación es una de las mejores inversiones que el Estado puede hacer, el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, senador Manuel Añorve Baños, del PRI, comentó que el dictamen atiende diversas exigencias de los actores involucrados  relacionadas a la autonomía universitaria, el derecho a la educación como un servicio público estatal, así como la obligatoriedad de la educación.  


En la discusión del dictamen, el senador de Morena, Daniel Gutiérrez Castorena, recalcó que una verdadera Reforma Educativa requiere una Ley General de Educación Superior que sea acorde a los principios y directrices, moderna e incluyente, con perspectiva de género, así como respetuosa del equilibro entre derechos y responsabilidades donde se contemplen los avances de las ciencias sociales con una visión de Estado.  

  

De Acción Nacional, la senadora Minerva Hernández Ramos, agregó que la legislación se ocupa también de los problemas derivados del financiamiento, a lo que celebró que muchos de los postulados hayan podido ser ajustados para hacerlos congruentes con la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, lo que dotará de mayor certidumbre a las instituciones. Advirtió que aún hay áreas de oportunidad en materia presupuestaria, por lo que adelantó que presentará reservas.  


“Ninguna legislación es perfecta; probablemente no se pudieron satisfacer todas las observaciones y hay algunos problemas estructurales que corresponden a las políticas educativas y a las realidades de la sociedad mexicana”, apuntó la senadora Beatriz Paredes Rangel, del PRI, quien refirió que uno de los temas más debatidos en las reuniones fue el de los recursos que se requieren para garantizar la gratuidad de la Educación Superior.  

  

“Hoy va a salir una ley que seguramente es perfectible, pero hacer valer este derecho para que la educación sea una herramienta de transformación social, hace falta mucho”, argumentó la senadora Verónica Delgadillo García, de Movimiento Ciudadano, quien se pronunció por respetar la autonomía de las universidades públicas de México y dejar de perseguir a quienes opinan y piensan diferente al gobierno 


El senador del PVEM, Raúl Bolaños-Cacho Cué, refirió que la nueva legislación garantiza otorgar beneficios a las y los estudiantes de la nación, al desarrollo académico sustentable del pueblo y construye los cimientos más sólidos del futuro que se construye en la Educación Superior; “no se trata de una ley impresa en papel solamente” dijo.  


Del Partido del Trabajo, el senador Joel Padilla Peña, destacó que este nuevo ordenamiento garantiza la oferta educativa y el acceso a universidades a todo aquel que busque contribuir al fortalecimiento del país. Recordó que aunque se cuenta con un diagnóstico de la educación en México, hay actores involucrados en la Educación Superior que consideran que no se ven reflejadas sus observaciones y propuestas. 


Asimismo, el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, del PRD, adelantó su voto a favor del dictamen a fin de permitir un avance cualitativo del fortalecimiento de las instituciones y universidades públicas y privadas de Educación Superior en México. Agregó que participó activamente para que los contenidos de esta nueva ley permitan alcanzar la gratuidad y un sustento presupuestal y normativo que no “quede en letra muerta”. 


Finalmente, la senadora Sasil De León Villard, del PES, estableció que el proyecto de decreto está diseñado y enriquecido por los actores involucrados en la Educación Superior de México y la sociedad en general, lo que la convierte en un instrumento de gran relevancia que “rescatará” el sistema de educación en el país.  


En la discusión en lo particular, se avaló la propuesta presentada por la senadora Beatriz Paredes Rangel, del PRI, la cual modifica los artículos 6, 12, 17, 19, 58 y 67 del dictamen a fin de garantizar la vigencia plena de la autonomía universitaria y el régimen de financiamiento, a fin de “robustecer la capacidad presupuestaria del Estado y que éste asuma plenamente la responsabilidad de los presupuesto plurianuales suficientes y de la atención a todas las entidades de educación superior publica”.  


Asimismo, se aprobaron reservas al dictamen presentadas por las y los senadores Aníbal Ostoa Ortega (Morena), Minerva Hernández Ramos (PAN), Claudia Edith Anaya Mota (PRI), Primo Dothé Mata (Morena), María Guadalupe Saldaña Cisneros (PAN), Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre (PT), Verónica Delgadillo García (MC), Blanca Estela Piña Gudiño (Morena), Miguel Ángel García Yáñez (PRI), Alejandro Peña Villa (Morena), Miguel Ángel Lucero Olivas (PT), Daniel Gutiérrez Castorena (Morena), Antares Guadalupe Vázquez Alatrorre (Morena), María Guadalupe Covarrubias Cervantes (Morena), Xóchitl Gálvez Ruiz (PAN), Martí Batres Guadarrama (Morena), y Rubén Rocha Moya (Morena).  


  • El proyecto de decreto se avaló en lo particular con 101 votos en pro y cero en contra, por lo que se remitió a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.  


    El dictamen apunta que el Sistema Nacional de Educación Superior se integra por los subsistemas universitario, tecnológico, de escuelas normales y formación docente, para garantizar una oferta educativa con capacidad de atender las necesidades nacionales, regionales, estatales y locales, además de las prioridades específicas de formación de profesionistas, investigadoras e investigadores para el desarrollo sostenible del país.

  • Algunas de las modificaciones avaladas, contemplan el acceso e igualdad de condiciones a personas con discapacidad; presupuesto a instituciones de Educación Superior; formación docente; gratuidad de servicios educativos; derechos laborales de docentes; reconocimiento de sistemas estatales de educación; incorporar a la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) al Consejo Nacional para la Construcción de la Educación Superior; entre otras cuestiones.

Entre otros aspectos, considera la creación del Fondo Federal Especial para la obligatoriedad y gratuidad de la educación superior, así como del Sistema de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior y el Consejo Nacional para la Coordinación de la Educación Superior, como el órgano colegiado para acordar las acciones y estrategias que impulsarán.


@NoticiaCongreso


Relacionadas