Senado avala expedir Ley General de Bibliotecas; la turnan a Diputados

27 de Noviembre de 2020




El Pleno del Senado de la República avaló por unanimidad de 95 votos a favor, el dictamen por el que se expide la Ley General de Bibliotecas, la cual tiene entre sus objetivos definir las políticas de establecimiento, sostenimiento y organización de las bibliotecas públicas. 


  • Para fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Cultura, senadora Susana Harp Iturribarría, de Morena, comentó que es necesario impulsar la lectura en el país, por lo que con este dictamen se pretende establecer un conjunto de criterios que permitan alinear los objetivos de las bibliotecas públicas de los tres órdenes de gobierno hacia un objetivo común.


    “Existen más de 7 mil 450 bibliotecas públicas del país integradas a la Red Nacional de Bibliotecas, y muchas más adscritas a instancias de Educación Superior y organismos públicos y privados”, comentó la legisladora de Morena, quien destacó que aún existen insuficiencias en la materia, sobre todo por la ausencia de recintos en localidades rurales. 

  • ¿Qué plantea?

    La ley plantea la garantía de conservar el patrimonio documental, bibliográfico, digital y, en general, cualquier otro medio que contenga información que contribuya a la difusión cultural y la consolidación de la memoria comunitaria y el progreso educativo.


La senadora Beatriz Paredes Rangel, del PRI, refirió que se necesita hacer un esfuerzo de política pública que otorgue respaldo a la organización editorial, nombrar a la brevedad el Comité Editorial del Senado de la República, así como lograr que la biblioteca del Congreso de la Unión esté bien organizada, sistematizada y se pueda destinar un presupuesto que permita incorporarla a la Red Nacional de Bibliotecas. 


El dictamen turnado a la Cámara de Diputados plantea la optimización de los recintos para proteger la diversidad cultural, incluyendo su mejoramiento y la actualización de directrices para la dotación de libros y material audiovisual. Además, establece la necesidad de disponer de personal profesionalizado en la administración de acervos bibliográficos a través del impulso de programas permanentes de capacitación. 



  • Se precisa la responsabilidad de cada orden de gobierno en la política pública hacia estos recintos, en asuntos como la dotación de acervos, el mantenimiento de los inmuebles, del mobiliario, así como la composición y organización de los acervos de libros que las conforman.


    Asimismo, propone asignar nuevas responsabilidades públicas, así como establecer disposiciones que contribuyan a la profesionalización de los servicios bibliotecarios, en especial de los que se prestan en los recintos públicos a través de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas. 



@NoticiaCongreso

 

Relacionadas