En Acuerdo de Escazú reconocen por primera vez a defensores de derechos humanos en asuntos ambientales

06 de Noviembre de 2020


México forma parte de un grupo de 17 naciones que poseen la mayor diversidad de animales y vegetales equivalentes al 70 por ciento de los conocidos en el planeta, bajo esta primicia las y los senadores avalaron con 66 votos a favor, el Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, hecho en Escazú, Costa Rica, el 4 de marzo de 2018, y sus declaraciones interpretativas. 


Dicho acuerdo “representa un paso en la dirección correcta” para alcanzar el objetivo de proteger el derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible. También reconoce por primera vez la figura de “defensor de derechos humanos en asuntos ambientales”, otorgando las mismas garantías para el libre y seguro ejercicio de su labor. 


La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, senadora Beatriz Paredes Rangel, del PRI, comentó que el desafío es que las políticas públicas de México correspondan a los compromisos que se adquieren al ratificar este documento, que es el de garantizar el libre acceso a la información, participación pública y acceso a la justicia en el ámbito ambiental. “Se trata de un acuerdo de última generación pionero en la preservación y salvaguarda del ambiente”, puntualizó. 


Quien señaló que este acuerdo es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que recoge el principio de no regresión e incluye un artículo sobre la protección efectiva a defensores de derechos humanos en asuntos ambientales, fue el presidente del Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, senador Raúl Bolaños-Cacho Cué, del PVEM. 


En la discusión en lo general, el senador Héctor Vasconcelos, de Morena, refirió que este acuerdo representa una contribución importante a la búsqueda de soluciones para los problemas ambientales. “El momento de los discursos ha pasado y se impone ahora, proceder a las acciones”, especificó el senador, quien señaló que lo imperativo es actuar en función de la gravedad del calentamiento global”.


“Nos hemos quedado cortos, si bien contamos con instrumentos regulatorios en materia de responsabilidad ambiental, estamos lejos del alcance de todas las personas” manifestó la senadora de Acción Nacional, María Guadalupe Saldaña Cisneros, al resaltar la relevancia de este acuerdo para erradicar la desigualdad y la discriminación. 


En su intervención, el senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda Hernández, reconoció que con la aprobación de este dictamen se cumple el llamado de la sociedad civil, de las personas y organizaciones de los derechos humanos ambientales y organismos internacionales en la materia “con quienes tenemos una gran deuda”. Lo anterior, al recordar a las y los defensores ambientales que perdieron la vida en la lucha de sus derechos. 


Asimismo, la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, del Partido del Trabajo, recordó que la destrucción del medio ambiente ha llevado a la tierra al calentamiento global, extinción de especies y desplazamiento forzado interno, a lo que aseveró que con este acuerdo México retoma su papel clave en la política de la región para atender políticas globales en materia ambiental. 


Finalmente, la senadora Sasil De León Villar, del PES, dijo que el presente acuerdo garantiza que todas las personas, principalmente las desplazadas y en situación de vulnerabilidad tengan garantizado el acceso a la justicia; asimismo, reafirma el papel de México como líder regional en materia de protección ambiental y conservación de recursos naturales. 


El dictamen con proyecto de decreto se avaló por unanimidad en lo general y en lo particular y se remitió al Ejecutivo Federal.


@NoticiaCongreso


Relacionadas