Comisión de Asuntos Frontera Sur analiza disputas territoriales con funcionarios de Sedatu

20 de Octubre de 2020




Con el objetivo de analizar las disputas territoriales en Oaxaca, Yucatán y Chiapas, la Comisión de Asuntos Frontera Sur de la Cámara de Diputados, que preside el legislador Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, de Morena, sostuvo una reunión de trabajo con Román Guillermo Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), así como con funcionarios de dicha dependencia. 


En modalidad a distancia, el diputado Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo, informó que en Oaxaca hay 400 conflictos agrarios originados por problemas de propiedad, particularmente en los pueblos y comunidades indígenas, a lo que propuso crear condiciones de gobernabilidad y designar una coordinación institucional que busque soluciones. 


La diputada del PRI, María Ester Alonzo Morales, precisó que se deben atender los conflictos territoriales en Yucatán y las afectaciones que causa la construcción del Tren Maya, debido a que dichas vías pasan entre las poblaciones; estableció la urgencia de generar salidas a las problemáticas que afectan a las y los habitantes de dichas regiones. 


Al cuestionar la forma en que se enfrentan los conflictos agrarios en los que las mujeres se ven involucradas, la diputada Rocío del Pilar Villarauz Martínez, de Morena, consideró que dicho sector de la población sufre mayor rezago social, por lo que solicitó contar con la información necesaria para que desde el legislativo se le den soluciones a estos problemas. 


En su intervención, el titular de la Sedatu, Román Guillermo Meyer Falcón, recordó que el fin de esta reunión es dar a conocer la forma en que, a través de una estrategia coordinada, se atienden los conflictos agrarios que existen en diversos estados de la República. 


El subsecretario de Sedatu, David Ricardo Cervantes Peredo, explicó que se busca fortalecer la propiedad social mediante la organización de núcleos agrarios y el aprovechamiento y cuidado al medio ambiente para dejar de ver a la tierra como una “mercancía”. Explicó que durante las mesas agrarias se buscó dar un espacio de atención coordinada para atender los conflictos en las regiones mediante la colaboración de todas las aéreas de la Sedatu relacionadas a la atención de estos asuntos. 


Para referirse a lo anterior, el director general de Concertación Social y Agraria, Luis Cruz Nieva, comentó que como resultados de las mesas agrarias y el Programa de Atención a Conflictos Sociales en el Medio Rural, de diciembre de 2018 al 30 de junio de 2020 se resolvieron 21 asuntos a través de convenios que beneficiaron a 8 mil 240 personas, a quienes se les otorgó certeza jurídica en la tenencia de la tierra. 


  • Asimismo, Luis Rafael Hernández Mirón, procurador agrario, planteó que los conflictos agrarios en Chiapas no sólo se relacionan a una dimensión de tenencia de la tierra, sino que han tenido que intervenir otras dependencias del Ejecutivo Federal y del gobierno del estado, como es el caso de Aldama, en donde el conflicto se ocasionó por un problema de límites territoriales. Hizo votos para trabajar en coalición entre los diversos actores para dar solución a estos hechos. 


    En la reunión también participaron Ernesto Ladrón de Guevara Alafita, director general de Catastro del Registro Agrario Nacional; José Alfonso Iracheta Carrol, director general del Instituto Nacional del Suelo Sustentable; y Ana Gabriela González González, directora general de Coordinación Territorial de Sedatu, quienes se pronunciaron por el crecimiento urbano ordenado, fortalecer el presupuesto del Registro Agrario y el proyecto del Tren Maya.



@NoticiaCongreso


Relacionadas