Avalan en Senado, elevar a rango constitucional los programas sociales

25 de Marzo de 2020


  

El Pleno del Senado de la República, avaló un dictamen por el que se reforma y adiciona el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a fin de elevar a rango constitucional el derecho a la salud, así como los programas sociales, como las becas económicas a personas con discapacidad, adultos mayores y estudiantes.

 

Para presentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar (Morena), comentó que es una reforma de gran calado, ya que se va a garantizar el estado de bienestar en la Carta Magna. Señaló que con esta dictamen, se otorgará un apoyo económico a las personas con discapacidad, priorizando a los menores de 18 años, a los indígenas y a las persona más vulnerables, con lo que se pretende disminuir las barreras que enfrentan estos sectores y garantizar su plena inclusión social.

 

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, la senadora Ana Lilia Rivera Rivera (Morena), externó que con la aprobación de este dictamen, se aspira a consolidar una política de Estado basada en el bienestar, así como transitar hacia una auténtica sociedad democrática, solidaria, plural, incluyente y con plena vigencia de derechos para todas y todos por igual. La legisladora destacó sobre el avance sin precedentes en el reconocimiento de los derechos sociales plasmados en la Ley Fundamental como principio básico del Estado de derecho, en donde la vigencia de la dignidad humana “no depende de la voluntad de un gobernante, sino, que constituye un poder permanente.”

 
  • Dentro de las modificaciones al artículo 4º constitucional, se establece que la “Ley definiría un sistema de salud para el bienestar con el fin de garantizar la extensión progresiva, cuantitativa y cualitativa de los servicios de salud para la atención integral y gratuita de las personas que no cuenten con seguridad social.”

     

    Asimismo, se establece el derecho a una pensión no contributiva a las personas adultas mayores a partir de los 68 años y mayores a 65 en el caso de personas indígenas y afromexicanas, así como implementar un sistema de becas para las y los estudiantes de todos los niveles escolares de educación pública en situación de pobreza, a fin de garantizar el derecho a la educación.

     
  • En el documento, se contempla establecer que el Estado garantizará el apoyo económico a las personas que tengan discapacidad permanente priorizando a los menores de 18 años, las personas indígenas, afroamericanas y las personas en condición de pobreza.

Finalmente, el dictamen se avaló en lo general y particular, en un sólo acto, con 91 votos a favor, uno en contra y una abstención por lo que la presidenta de la Mesa Directiva, remitió el dictamen a los Congresos Locales.

 

Fuente:https://www.senado.gob.mx/64/gaceta_del_senado/documento/105881



@NoticiaCongreso


Relacionadas