En Senado, realizan Sesión Solemne para conmemorar el Día Internacional de la Mujer

12 de Marzo de 2020





En el marco del Día Internacional de la Mujer, celebrado el pasado 8 de marzo, en el Senado de la República, se realizó una Sesión Solemne, con el objetivo de conmemorar y resaltar la importancia que tiene la mujer en los diferentes ámbitos de la sociedad, así como para reflexionar sobre los avances y lo que falta por hacer para erradicar la violencia hacia niñas y mujeres.

 
  • Las manifestaciones del 8 y 9 de marzo pasado, constituyen un urgente llamado de atención sobre las dificultades de facto que siguen padeciendo las mujeres para desarrollarse plenamente. Dicho movimiento ha trascendido fronteras, partidos e ideologías y México ahora se ha “convertido en uno de los principales referentes a nivel mundial.”

    Presidenta de la Mesa Directiva, senadora Mónica Fernández Balboa


 

El primero en hacer uso de la tribuna, fue el senador Emilio Álvarez Icaza Longoria, quien destacó que se debe resignificar aquella construcción que no ayude a reproducir los estereotipos que descalifican, ya que, comentó, “no es aceptable cuando se reproducen los conceptos de feminazis, así como tachar a dicho movimiento de violento”. Señaló que el feminismo no lleva una sola vida, al contrario, a las “mujeres se les mata por el sólo hecho de ser mujer.”

 
  • Por su parte, el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa (PRD) enunció que la Organización de las Naciones Unidas, ha señalado que, en el 2020, esta conmemoración tiene como tema principal la generación de la igualdad por los derechos de las mujeres. El legislador puntualizó que, en el marco del Día Internacional de la Mujer, se abre la oportunidad de reflexionar sobre el objetivo de la Agenda 2030, relacionado a empoderar y promover la igualdad de género como herramienta fundamental para acelerar el Desarrollo Sostenible, así como para poner fin a todas las formas de discriminación para mujeres y niñas.

     

    La senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre (PT) destacó que el acoso y la violencia que las mujeres reciben en casa, trabajo y en la escuela no debe ser tolerado, al contrario, tiene que ser exhibido y no quedar impune. Señaló que este país ha salido avante en gran medida por las mujeres y lo que se pide es algo fundamentalmente básico que ni siquiera se tendría que solicitar, que es “respeto”. “Debemos alzar la voz por Fátima, por Ingrid, por Abril, por las diez mujeres y niñas que al día son asesinadas en el país a causa de la violencia machista,” destacó.



Asimismo, la senadora del PES, Eunice Renata Romo Molina, recalcó que las mujeres representan la mayoría de la población en el país y, sin embargo, aún son consideradas como ciudadanas “de segunda”, con limitado poder para incidir en la vida pública y privada como consecuencia de la constante discriminación de la que son víctimas en cada etapa de su vida. La legisladora Romo Molina, enunció que se deben reconocer los avances en la materia, pero también, se debe reconocer la carencia, como la legislación protectora de los derechos, la etiquetación de recursos públicos para las dependencias de la administración pública y el Poder Judicial, así como la firma ratificación de diversos tratados internacionales; “necesitamos impulsar acciones que permitan enfrentar las consecuencias de la violencia de género, el apoyo y acompañamiento a la víctimas,” concluyó.

 

Al hacer uso de la voz, la senadora Alejandra Lagunes Soto Ruíz (PVEM) destacó que hoy el Senado de la República es paritario, pero en el mundo, de acuerdo con el índice de normas sociales de género de la ONU, aproximadamente la mitad de los hombres y mujeres, consideran que los hombres son mejor líderes políticos que las mujeres; más del 40 por ciento de la población mundial opina que los hombres son mejore empresarios que las mujeres y el 28 por ciento,  de las personas cree que está justificado que un hombre le pegue a sus esposa. Luego de dar a conocer dichas cifras, se pronunció por reconocer la autonomí9a de mujeres sobre sus cuerpos y sus vidas, así como garantizar la igualdad salarial, por terminar con la división sexual de trabajo y por saldar la deuda que se tiene con el trabajo no reconocido de millones de mujeres.

 

En su oportunidad, la senadora Verónica Delgadillo García (MC), dijo que el paro del pasado 9 de marzo funcionó para poder abrir una grieta en el sistema machista que ha sofocado a las mujeres y que todos los días les roba sus sueños, esperanza y hasta la propia vida, “porque no tenemos que olvidar que todos los días en este país se asesina a 10 mujeres.” La senadora de MC, recalcó que las y los legisladores tienen que garantizar lo que merecen todas las mujeres de México, que es la igualdad, seguridad y justicia.

 

Por parte del PRI, el senador Miguel ángel Osorio Chong, señaló que las mujeres están cansadas de ser marginadas y tener menos oportunidades, que en los medios de comunicación “las traten como objetos, hartas de que sus logros se cuestionen y de tener que probar su capacidad una y otra vez, hartas de aguantar comentarios y chiste supuestamente inofensivos, pero que denigran.” Informó que las mexicanas están indignadas que en los casos de violencia de género haya un 97 por ciento de impunidad, de no tener medidas de protección frente a ataques a su integridad o asesinatos inminentes.

 
  • La senadora Nadia Navarro Acevedo (PAN), destacó que, el Día Internacional de la Mujer, es un buen escenario para hacer una reflexión de todos los derechos que las mujeres han ganado, así como los cambios que faltan por implementar para alcanzar la igualdad de género, pero, sobre todo, para celebrar la garantía y la determinación de las mujeres que han jugado un papel determinante en la lucha para la defensa de los derechos de las mujeres. Señaló que ante la situación de violencia que viven las mujeres, el pasado 8 de marzo, niñas y mujeres salieron a caminar y a tomar el espacio público que tanto les ha sido negado.

     

    Finalmente, la senadora de Morena, María Guadalupe Covarrubias Cervantes, destacó que el pasado 8 y 9 de marzo, las mujeres hicieron historia, ya que se establecieron como hacedoras de la historia, de la realidad y se reconocieron como constructoras de este país y del mundo. En su intervención, aseguró que permitir un cambio educativo y cultural que necesita el país, podrá contribuir a dejar atrás la mordaza de la impunidad, de la corrupción y de la violencia en razón de género “aún estamos a tiempo de transformar y construir un país pleno para todas y todos.”




Relacionadas