Piden a SEP retomar las actividades de la Semana Nacional de la Alimentación Escolar

21 de Febrero de 2020


  • Las y los senadores, avalaron hacer un llamado a la Secretaría de Educación Pública a considerar retomar las actividades de la Semana Nacional de la Alimentación Escolar, durante el mes de octubre de cada año. 
     

    Para presentar el acuerdo, la senadora Eugenia Galaz Caletti (Morena) señaló que se debe dar batalla a la epidemia de obesidad, diabetes y desnutrición que perjudica tanto a las y los mexicanos, por lo que es necesario que esta estrategia de combate a este grave problema, sea integral y se realicen acciones en el marco del Día Mundial de la Alimentación, conmemorado cada 16 de octubre. Externó que deben existir planes y programas específicos diseñados para promover mejores hábitos alimenticios. 

 

Por su parte, el senador Miguel Ángel Lucero Olivas (PT) estableció que, de acuerdo con la OMS, el sobrepeso y la obesidad representan un factor de riesgos de enfermedades son transmisibles. Informó que, en México, el sobrepeso y la obesidad, se han convertido en un gran problema de salud pública, ya que 7 de cada 10 habitantes adultos sufren de estos padecimientos, y el 73 por ciento de la población adulta padece de sobrepeso. 

 

    • De acuerdo con datos de la UNICEF, en México, 1 de cada 3 niños y niñas entre los 6 y 19 años presenta sobrepeso y obesidad, más del 95 por ciento de estos casos, se debe a una alimentación alta en grasas, sales y azúcares, así como a una baja actividad física. Por lo anterior, se publicó el 13 de agosto de 2012, en el Diario Oficial de la Federación, el acuerdo por el que se instituye la “Semana Nacional de la Alimentación Escolar”, por virtud de la cual, durante la semana que comprendiera los días 15 y 16 de octubre de cada año, la SEP convocaría a diversos actores sociales a promover la actividad física y la alimentación.
    • En el acuerdo se señala que, de acuerdo con especialistas, durante la infancia es cuando se establecen hábitos alimenticios que posteriormente serán difíciles de cambiar, ya que, en los primeros años, el organismo de los niños, se encuentra en crecimiento y formación, razones por las que es más vulnerable ante cualquier deficiencia nutricional. 

       


Relacionadas