Aprueban reformas en materia de violencia de género

19 de Febrero de 2020

  • Dictamen: 

    Este dictamen también define el acoso sexual como una forma de violencia que se expresa en conductas verbales, físicas o ambas, relacionadas con la sexualidad o de connotación lasciva. Asimismo, la reforma aprobada refiere al hostigamiento sexual como el ejercicio de poder en una relación de subordinación real del a víctima frente al agresor en el ámbito laboral.
  • Con el objetivo de crear y fortalecer los marcos jurídicos que contribuyan al combate de la violencia de género que se vive en el país, en sesión ordinaria de la Cámara de Diputados se aprobaron diversas reformas a distintos ordenamientos jurídicos.


    En primera instancia, se aprobó reformar varias disposiciones a la Ley General al Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia y a la Ley Federal del trabajo con el objetivo de que el hostigamiento sexual sea causa de rescisión laboral con responsabilidades laborales para el patrón y sin responsabilidad para la persona trabajadora. 



Este dictamen también define el acoso sexual como una forma de violencia que se expresa en conductas verbales, físicas o ambas, relacionadas con la sexualidad o de connotación lasciva. Asimismo, la reforma aprobada refiere al hostigamiento sexual como el ejercicio de poder en una relación de subordinación real del a víctima frente al agresor en el ámbito laboral.


Por otra parte, el Pleno de San Lázaro avaló la reforma a los artículos 259 Bis y 259 TER del Código Penal Federal para establecer que comete el delito de acoso sexual aquella persona que, en el ámbito laboral, escolar o cualquier otro, realice uno o más actos de naturaleza sexual o connotación lasciva a otra persona sin su consentimiento.


  • Además, señala que a quien cometa este delito se le impondrán sanciones de hasta ochocientos días de multa, sin perjuicio de las sanciones laborales y administrativas a las que haya lugar y si la persona acosadora fuera un servidor público, además de las penas señaladas s le destituirá del cargo y se le podrá inhabilitar para ocupar cualquier otro cargo público hasta por un año.


    La Cámara Baja también aprobó reformar los artículos 25, 261 y 325 del Código Penal Federal para aumentar las penas en los delitos de abuso sexual a menores y feminicidio. En el primer caso se aprobó que las condenas podrían ir desde seis y hasta dieciocho años de prisión. En tanto, para el feminicidio, las penas podrían alcanzar hasta los 65 años de prisión. Cabe señalar que, con este dictamen, la pena máxima que una persona puede recibir, cambió de 60 a 65 años. 


    Por último, las y los legisladores se pronunciaron a favor de incluir en el artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo, el término jefas de familia con el objetivo de dar visibilidad y reconocimiento al hecho de que casi la mitad de los hogares en México son liderados por una mujer y en concordancia con las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de Prevención a la Discriminación (CONAPRED), quien considera que el lenguaje genérico masculino es sexista al invisibilizar al género femenino.

  • Los dictámenes fueron aprobados sin discusión y turnados al Senado de la República para continuar con su trámite legislativo.


@NoticiaCongreso 


Relacionadas