Implementar mecanismos para evitar el apartado de lugares de estacionamiento

23 de Enero de 2020

  • El Pleno de la Comisión Permanente, avaló exhortar a la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, con el objetivo de implementar los mecanismos necesarios para evitar la apropiación ilegal de espacios públicos mediante el aparatado de lugares de estacionamiento y se apliquen las sanciones correspondientes.

     

    El dictamen de la Primera Comisión, avalado en votación económica y sin discusión, establece que “la privatización de las calles a la que nos han sometido tanto las personas que apartan los espacios de estacionamiento frente a sus viviendas, así como los franeleros, deben ser erradicada o llegará el momento en que nos veamos obligados a que en un futuro cualquier lugar de estacionamiento en las calles será también un lugar que debamos alquilar.”

  • Se señala en el dictamen con punto de acuerdo, que uno de los grandes problemas en las ciudades con un alto número poblacional y, por ende, con un gran número de automóviles, es tratar de conseguir un lugar de estacionamiento. Asimismo, se enuncia que en la Ciudad de México los automovilistas “tienen que enfrentar diversos factores como lugares reservados con botes, cascajo, llantas, tubos, letreros o cualquier objeto que logre representar un estorbo para que un carro se estacione correctamente.”
 

Al respecto, la Ley de Cultura Cívica de la CDMX, establece en su artículo 25, que son infracciones contra la seguridad ciudadana “impedir o estorbar de cualquier forma el uso de la vía pública, la libertad de tránsito o de acciones de las personas, siempre que no exista permiso ni causa justificada para ello. Para estos efectos, se entenderá que existe causa justificada siempre que la obstrucción del uso de la vía pública, de la libertad de tránsito o de acción de las personas sea inevitable y necesaria y no constituya en sí misma, un fin, sino un medio razonable de manifestación de las ideas, de asociación o de reunión pacífica.” La multa a esta infracción, van de 830 a mil 509 pesos o un arresto de 13 a 24 horas. 

 

Cabe resaltar, que la práctica de las personas que apartan lugares y cobran por dicho acto ha ido en aumento, ya que el número de franeleros en la Ciudad de México creció del 2017 de 145, en lo que va del 2018 ya a 265, según censos del Consejo Ciudadano. 

 

Consulta el dictamen: http://gaceta.diputados.gob.mx/PDF/64/2020/ene/20200122-VII.pdf




Relacionadas