Diputados rechazan reducción al financiamiento público de partidos políticos

12 de Diciembre de 2019

  


Con 274 votos a favor, 207 en contra y 0 abstenciones y al no alcanzar la mayoría calificada, el Pleno de la Cámara de Diputados desechó el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de reducción de financiamiento público otorgado a los partidos políticos, esto de acuerdo a lo que dispone la fracción G del artículo 72 constitucional.


Para presentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Gobernación y Población, diputada  Miroslava Carrillo Martínez (Morena) argumentó que el dictamen recoge el espíritu de diversas iniciativas y representa a distintos grupos parlamentarios. Explicó que el dictamen plantea la reducción de la mitad del financiamiento para los partidos políticos, lo que no afecta la equidad en la contienda y resaltó que llevar a cabo esta reforma coincide con la finalidad de generar ahorros en el erario con el objetivo de que el Estado pueda destinar esos recursos a los grupos más vulnerables.

 

Al inicio del posicionamiento de los grupos parlamentarios, la diputada del PRD, Verónica Beatriz Juárez Piña refirió que el dictamen tiene la intención de hacer propaganda a favor del partido mayoritario. Asimismo, señaló que desde el PRD se comparte la preocupación de los mexicanos por un uso más eficiente de los recursos públicos, no obstante, sostuvo que es necesario que la participación de grupos y partidos políticos de oposición esté garantizada mediante la adopción de medidas equitativas a fin de que dichos partidos tengan posibilidades reales de acceder al poder. Además posicionó a su partido a favor de reducir el costo de las campañas electorales sin que ello implique quebrantar el principio de equidad.

 

En el turno del PVEM, fue el diputado Marco Antonio Gómez Alcantar quien aseveró que la actual reforma responde a una lógica diferente, de exigencia social y de austeridad al gasto público. El legislador expresó que al reducir el financiamiento público significará que quien haga mejor uso de los medios a su alcance, será el que gane elecciones. Además, se pronunció por acompañar el financiamiento público por un análisis para reformar las leyes secundarias y aseguró que de no hacerse un análisis pertinente se corre el riesgo de financiamiento ilícito.

 

Por su parte, el legislador Iván Arturo Pérez Negrón (PES) expresó que esta reforma es justa y que beneficiará el desarrollo, bienestar y calidad de vida de la gente, quien demanda que sus impuestos se reflejen en acciones que mejoren su calidad de vida, no en publicidad o comerciales que difundan la imagen de los políticos. El diputado comentó que su bancada votó a favor del dictamen en comisiones porque “es lo socialmente correcto”, sin embargo, enfatizó que el dictamen se queda corto. Concluyó diciendo que el ahorro en el financiamiento a los partidos políticos, se debe destinar a combatir la inseguridad, promover el turismo, fortalecer el sistema de salud e impulsar los empleos.

    

En tanto, la diputada Julieta Macías Rábago (MC) señaló que el dictamen es una simulación de los legisladores del grupo mayoritario. Por otro lado, dijo que transitar a un modelo de democracia eficaz austero y equitativo requiera de la voluntad política y de un análisis profundo para una reforma integral y que se revise el modelo de comunicación electoral, la distribución de recursos, la sobre representación de fuerzas políticas en el Congreso. La legisladora se pronunció por una reforma integral que regule las candidaturas independientes, responsabilice a los partidos políticos por incumplimiento de sus plataformas electorales y que regule en financiamiento y por la generación de mecanismos que fortalezca la vida democrática.

 

El diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) expresó que es equivocado plantear la desaparición del financiamiento público y reconoció que renuncia a él es renunciar al régimen de partidos. Asimismo, solicitó apoyar la propuesta de que la reducción sea del 60 por ciento y que el 40 por ciento restante se reparta equitativamente entre todas las fuerzas políticas. Enfatizó que es necesario que la oposición tenga dinero para hacer política, que exista un piso parejo, así como el acceso a medios de difusión. Finalmente, hizo un llamado al Ejecutivo federal para que se reúna con legisladores y que pueda haber un intercambio de opiniones en la que se escuchen las preocupaciones del Poder Legislativo.

 

En su oportunidad, la diputada del PRI, Dulce María Sauri Riancho dijo que el dictamen afectará al sistema político electoral del país y que el financiamiento público a los partidos es solo una parte proceso electoral. Advierte sobre lo incompleto de la reforma en materia de sistema de partidos y asegura que hoy más que nunca se requiere de un sistema pluripartidista. Anuncia que su grupo presentará diversas propuestas de reserva para evitar el debilitamiento del sistema de partidos. Finalmente, sostiene que el gobierno será juzgado por las grandes y pequeñas cosas que hagan, y advierte sobre la tiranía de la mayoría.

 
  • En representación del PAN, el diputado Iván Arturo Rodríguez Rivera refirió que el objetivo del dictamen es la reducción del 50 por ciento del financiamiento público a los partidos políticos y en este sentido, exaltó que esta reforma es un mecanismo utilizado por el Ejecutivo Federal y por el grupo mayoritario para “asfixiar hasta el exterminio el sistema de partidos”. En este contexto, el legislador manifestó que la actual administración ha debilitado a instituciones que no controla y argumentó que con los recursos recibidos los partidos políticos promueven la capacitación de mujeres, se realizan cursos, se fomenta la cultura cívica y son objeto de fiscalización por parte del INE.

     

    Por último, la diputada Tatiana Clouthier Carrillo (Morena) aseveró que ésta no es una demanda nueva, que desde hace años los ciudadanos exigieron una mejor democracia y reclamaron que la política dejara de ser sinónimo del enriquecimiento de unos cuantos. Asimismo, aseveró que los recursos son necesarios para el mantenimiento de una democracia, sin embargo, acotó que México es el país al que más caro le cuesta el voto de cada individuo. Concluyó su participación diciendo que lo que ha debilitado a los partidos políticos no ha sido la falta de recursos públicos sino la falta de vinculación con las necesidades de la ciudadanía.





Relacionadas