Ante Comisión de Justicia, comparecen las aspirantes a Ministra de la SCJN

04 de Diciembre de 2019

 

Ante integrantes de la Comisión de Justicia del Senado de la República, comparecieron las aspirantes que integran la terna para ocupar el cargo de ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual está conformada por: Diana Álvarez Maury, Ana Laura Magaloni Kerpel y Margarita Ríos-Farjat, quienes destacaron los principales objetivos, retos, y plan de trabajo al frente de la Corte.

 

La primera en comparecer, fue Diana Álvarez Maury, quien destacó que debe conocerse el derecho como la mejor herramienta para la justicia, la cual es evolutiva, social, comunitaria y es un valor que nos une sin siquiera expresarlo “la justicia es servicio público”. Al hablar sobre la SCJN, señaló que la Corte debe abrir las puertas a la gente, a la visión y expectativas de todas las personas, grupos y comunidades, por lo que “México requiere una justicia más abierta, la escucha directa, el contacto con las personas y no sólo con los papeles o litigantes,” enunció.

 

  • Por su parte, la aspirante a Ministra de la SCJN, Ana Laura Magaloni Kerpel, puntualizó que se necesita una Corte que pacifique, que entienda el contexto social y político en el que estamos inmersos. Al respecto, destacó que quiere ser Ministra para “contribuir a que el máximo tribunal asuma el papel histórico que le corresponde,” dijo. Señaló que de ser Ministra, trabajará en dos grandes ejes: El primero se basa en el acceso, abrir las puertas de las instituciones de justicia a los millones de mexicanos que viven sin la protección de la ley. El segundo eje, son los límites al ejercicio del poder, asegurar que el impulso de cambio social, no desborde los cauces constitucionales.

     

    La última aspirante a ministra para al SCJN, que compareció ante la Comisión, fue Ana Margarita Ríos Farjat, quien enfatizó que no es la Corte la que por sí misma traerá y resolverá los grandes problemas nacionales, la sociedad debe contribuir judicializando aquellas demandas que aún respaldadas en derecho, no son todavía operativas, base de la teoría de constitucionalismo democrático de nuestro tiempo, la que reconoce el papel de la sociedad civil, como herramienta de cambio. La candidata, comentó que el papel de la Corte es guardar un discreto, pero potente papel para palear los excesos o abrir la brecha al cambio para posibilitar que la Constitución logre su máxima expresión.




@NoticiaCongreso





Relacionadas