Pronuncian en San Lázaro mensaje en lengua Kumiai

03 de Diciembre de 2019




Como parte de la conmemoración de 2019 como Año Internacional de las Lengua Indígenas, en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, Norma Alicia Meza Calles pronunció un mensaje en Kumiai, lengua que se habla en tres localidades de Baja California, en las cuales, de acuerdo al Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI), cerca del cinco por ciento de la población habla esta lengua.

En su intervención, Norma Alicia Meza Calles señaló las carencias que tienen estas comunidades, dijo que no se cuenta con servicios públicos esenciales como la educación y salud. Asimismo, hizo un llamado para divulgar la cultura de los pueblos nativos, la cual dijo, debe ser prioridad en todos los centros educativos e instancias de gobierno.   

 

MENSAJE:

Nosotros los Kumiai, estamos en el municipio de Tecate, nativos de Baja California; en los asentamientos de, Juntas de Nejí y anexas, San José de Tecate, Aguaje de la Tuna y Peña Blanca.

Nuestro municipio no tiene misión. Nuestro antepasado Jatñil no permitió que los misioneros se establecieran en nuestro territorio. Se sufrió mucho en esa época y fuimos diezmados a gran escala, pero los usurpadores no lograron tener espacio.

Las carencias en nuestros asentamientos son muchas; los servicios públicos no son parte de nuestras vidas, pero, aun así, continuamos en nuestra tierra, defendiéndola de personas que no tienen amor a su patrimonio; los cerros, los árboles, los animales son nuestros hermanos y los cuidamos.


Nuestros jóvenes tienen necesidad de salir por cuestiones de educación, trabajo, y por salud también; al hacerlo, se pierde, en muchos casos, la identidad y sentido de pertenencia que nuestros abuelos siempre conservaron, además de la incertidumbre por la propiedad de nuestra Madre Tierra, que nos sigue aquejando hasta el día de hoy.


Las mujeres siguen siendo lo más valioso en nuestras comunidades; son las portadoras de saberes y deberes, transmisoras de todo conocimiento; ellas necesitan reconocimiento, como maestras de nuestra lengua o como parteras empíricas, y ni qué decir de los conocimientos sobre las plantas y sus propiedades, así como la elaboración de productos derivados de las mismas.


Necesitamos ser considerados, antes que cualquier empresa, en el aprovechamiento de cualquier producto de nuestro entorno.


  • El reconocimiento de los pueblos nativos en el estado es indispensable, así como la asignación de recursos para el fortalecimiento de nuestro pueblo.


    La preservación, conocimiento y divulgación de nuestra cultura debe ser prioridad en todos los centros educativos, y ni qué decir de las instancias de gobierno que nos representan. ¿Cuántas de ellas ni siquiera saben nuestra historia y nos desconocen cómo población?


    No somos folklore, somos una forma de vida que necesita ser tratada con respeto; somos quienes más cuidamos nuestro entorno día a día, enfrentando a veces hasta al mismo gobierno, que otorga permisos sin tomarnos en cuenta.


    Ni un gobierno más sin nosotros.




 


Relacionadas