Avalan Ley de Ingresos 2020 y la turnan al Senado de la República

18 de Octubre de 2019





El Pleno de la Cámara de Diputados, avaló en lo general, y en lo particular el dictamen que contiene el proyecto de Ley de Ingresos de la Federación, para el Ejercicio Fiscal 2020 que contempla ingresos presupuestarios por 6 billones 96 mil 335.8 millones de pesos, con una estimación de crecimiento económico en el rango de 1.5 a 2.5 por ciento del PIB.


Para fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, la diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), expuso que se contemplan ingresos presupuestarios por 6 billones 96 mil 335.8 millones de pesos, con una estimación de crecimiento económico en el rango de 1.5 a 2.5 por ciento del PIB, un tipo de cambio nominal de 20 pesos por dólar y un precio de barril de petróleo de 49 dólares.


La legisladora del PAN, informó que se realizaron diversos ajustes, por lo que se proponen medidas que implican ingresos adicionales a los previstos en la iniciativa de la Ley de Ingresos para 2020 por 6 mil 981.6 millones de pesos, por lo que los ingresos estimados en el ejercicio fiscal del mismo año serían de 6 billones 103 mil 317.4 millones de pesos.


La diputada Terrazas Baca enfatizó, dentro de las modificaciones a los estímulos fiscales relativos a diésel y biodiésel que utilizan las empresas en maquinarias, así como el estímulo de 50 por ciento del pago de cuotas de peaje pagadas en la red nacional de autopistas, aplicable al transporte de carga, turístico y de pasajeros, para que únicamente apliquen a empresas con ingresos brutos totales anuales menores a 60 millones de pesos.


Luego de la fundamentación, se procedió a los posicionamientos de los Grupos Parlamentos, el primero en hacer uso de la tribuna fue el diputado del PRD, Antonio Ortega Martínez, quien comentó que el dictamen enviado por el Ejecutivo Federal tiene mucha incertidumbre, debido a que lo planteado, es ajeno a la realidad de México. Señaló que, en el documento, se establecen metas voluntaristas en la previsión del comportamiento de algunas variables fundamentales para el análisis de la actividad económica nacional, lo que es un “error.”


Por su parte, el diputado Carlos Puentes Salas (PVEM) destacó que, al probar el dictamen, se define la Política de Ingresos del gobierno de la República que le permitirá enfrentar los grandes riegos que tenemos para combatir la desigualdad y acelerar el crecimiento económico, por lo que se requiero un manejo serio y responsable en las finanzas públicas.


El diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz (PES) comentó que votará a favor del dictamen, pero dejó asentado que se requiere estabilidad, disciplina fiscal y cero endeudamientos, pero sin subejercicios y siempre con el respeto pleno a las minorías y la apertura al diálogo institucional. Por lo anterior, externó su apoyo para terminar con las carencias de las y los mexicanos, para que los que menos tienen, accedan a una vida plena, con los derechos básicos.


Para pronunciarse por la Ley de Ingresos, el diputado Tonatiuh Bravo Padilla (MC) puntualizó que es una ley “insuficiente, con política estrictamente recaudatoria, con falta de estímulos y que abona a un mayor centralismo y a una falta de federalismo” por lo que invitó a preparar un verdadero cambio para los próximos años, debido a que, “se presentó la misma estructura de Ley de Ingresos que durante los años anteriores, se estuvo votando en contra,” puntualizó.


El diputado del PT, Reginaldo Sandoval Flores, externó que se debe modificar el marco normativo vigente para que la discusión de los ingresos estimados, sea más amplio, oportuno y que coadyuve a generar los consensos necesarios que incrementen el espacio fiscal. Señaló que la Política Monetaria que instrumenta el Banco de México debe privilegiar el crecimiento económico, ya que no se pueden esperar mejores condiciones de rentabilidad interna si la tasa de interés no promueve la inversión.


  • En representación del PRI, el diputado Fernando Galindo Favela, enunció que la Ley de Ingresos debe de generar certidumbre económica, a la inversión, a mercados internaciones, así como incentivos a la inversión para generar empleo con un solo objetivo: “mejorar la calidad de vida de los y las mexicanas”. Sobre el tema, externó su preocupación por el optimismo que se establece en la estimación de los ingresos, lo que llevaría a incrementar la deuda pública mediante el uso del Fondo de Estabilización.


    Al hacer uso de la palabra, la diputada Cecilia Anunciación Patrón Laviada (PAN), externó que la generación de nuevos puestos de trabajos se contrajo en un 67.9 por ciento, mientras que los ingresos públicos cayeron al mes de julio, en 428 mil millones de pesos y en menos de un año, “lograron desacelerar la economía mexicana hasta en un gran cero por ciento”. La legisladora se pronunció en contra del dictamen, debido a que se sufre una desaceleración económica y las estimaciones planteadas son insuficientes y van en contra de las familias mexicanas.


    Finalmente, el diputado Pablo Gómez Álvarez (Morena) enunció que "con una deuda que fue acrecentada para financiar gasto corriente, que no dejó expansión y que fue un crimen económico contra el país durante todo el sexenio pasado”, el gobierno actual se planteó demorar las reformas fiscales, debido a que la idea no mover tasas fiscales, ni crear nuevos impuestos “es una necesidad política del momento actual,” concluyó.


    El dictamen se envió al Senado de la República para continuar con su proceso legislativo.





 

Relacionadas