En San Lázaro, emiten discurso en Lengua Seri

17 de Octubre de 2019



 

En el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, Sócrates Ramón Rodriguez Félix, emite discurso en lengua Seri, desde la tribuna más alta de San Lázaro, en donde destaca que "las etnias han sido y siguen siendo objeto de estudio de los investigadores, pero no dejan ninguna retribución al pueblo”



DISCURSO:


Hola, buenas tardes, gracias por el espacio.

 

Mi nombre es Sócrates Ramón Rodríguez Félix, soy miembro de la etnia Comcáac del estado de Sonora; estamos ubicados en un pueblo llamado Desemboque, entre Punta Chueca y la Isla del Tiburón, que es una zona de área natural protegida.


Desde 1963 fue declarada zona exclusiva de los Comcáac, también desde esa fecha, está la base militar que no ocupamos. Vivimos en una zona sin servicios básicos, existe mucha necesidad, es un lugar donde la violencia y los problemas de drogadicción van en aumento. Pero creo que ese problema no es sólo de las comunidades indígenas.


En el municipio de Desemboque se dice que no hay recursos destinados para los pueblos indígenas, cada año en verano, nos quedamos sin agua y sin caminos.


También vivimos momentos de cambios que afectan a los seres humanos. Cada municipio debería de implementar un plan de adaptación al cambio climático, así como implementar programas para trabajar en las escuelas y de ésta manera integrar la lengua y la cultura de los pueblos indígenas.


Las enfermedades son mayores cada vez más, el problema de salud en los pueblos indígenas es muy fuerte. En los hospitales del Estado, los indígenas son discriminados y mal atendidos, los enfermos salen de sus pueblos con miedo a no ser atendidos o ya no regresar. El índice de mortandad va en aumento por falta de atención y por el abandono en el que viven los pueblos indígenas.


La falta de educación, de trabajo, la drogadicción, la violencia y los problemas mentales son muy notorios. Se sabe que existe una Ley General de Salud y derechos que protegen a cada ser humano, pero sólo se sabe, no se ejerce y no culpamos a nadie, sólo que esto es lo que ha pasado a través de la historia.


Las amenazas de megaproyectos de minería, energía y más, no benefician el medio ambiente o a la comunidad, son un problema para los pueblos indígenas, nos destruyen. Las personas dicen admirar la cultura, pero sólo se acercan para extraer los conocimientos y tradiciones o para abusar de la confianza de los indígenas y de ésta manera lucrar con sus conocimientos y recursos genéticos.


A lo largo de la historia de la humanidad, las etnias han sido y siguen siendo objeto de estudio de los investigadores, pero no dejan ninguna retribución al pueblo, y sí se llevan los conocimientos.


En los pueblos o ciudades alrededor de las comunidades indígenas existe mucha discriminación hacia las personas originarias. La discriminación, el rechazo, el abandono, la violencia, la desigualdad, la exclusión, la falta de recursos y oportunidades se siente más cuando eres parte de un pueblo indígena. Somos autónomos y una sociedad diferente, pero formamos parte de este país.


Por ello solicitamos servicios médicos de calidad, con trato digno, fuentes de trabajo, atención inmediata contra la violencia y la drogadicción, caminos transitables en temporadas de lluvia, atención ante los despojos que sufren los pueblos indígenas, pedimos educación de calidad, agua de calidad, vivienda digna y un pueblo sin violencia y en paz. Exigimos respeto por las personas indígenas y por la vida, exigimos igualdad, porque formamos parte de esta sociedad.


La discriminación existe y es real; te discriminan cuando eres indígena, mestizo, hombre, mujer, si tienes alguna discapacidad, por tu color de piel, si eres bajo o alto, por tus preferencias sexuales, tu religión, etcétera. Pero tú, mexicano, que discriminas a los indígenas, estás pisoteando tus raíces, estás discriminando parte de ti y de la historia de la que ahora formas parte, y tú, que pretendes destruir los pueblos originarios, recuerda, mexicano, que de allí vienes.


Muchas gracias.


Es todo lo que voy a decir.

Gracias por la invitación.




Relacionadas