Conmemoran en Senado de la República sismos de 1985 y 2017

19 de Septiembre de 2019




Durante la sesión ordinaria de este 19 de septiembre, el Senado de la República se pronunció en el marco de la conmemoración de los sismos de 1985 y 2017. La presidenta de la Mesa Directiva, senadora Mónica Fernández Balboa, externó que “somos un país frágil que sabemos levantarnos de la adversidad”, en un marco de solidaridad, humanismo y fraternidad. Asimismo, reconoció a los héroes anónimos que emergieron de los terremotos y enfatizó que México está de pie y que desde el Senado se seguirá trabajando para construir un mejor futuro e impulsar las medidas necesarias para disminuir la vulnerabilidad ante desastres naturales.


Al hacer unos de la tribuna, la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz (PAN) rememoró los acontecimientos de 1985 y 2017 y subrayó que en el terremoto de 20017, como jefa delegacional de Miguel Hidalgo, realizó  realizó protocolos de verificación y apoyó a la delegación Cuauhtémoc, que fue una de las más dañadas. La legisladora solicitó tener conciencia y apoyar las políticas y protocolos de protección civil, así como reconocer la fragilidad de la zona centro de la Ciudad de México y la Zona Metropolitana.


En tanto, el senador Miguel Ángel Mancera Espinoza (PRD) señaló que los sismos de 1985 y 2017 forjaron la identidad dela Ciudad de México y cambiaron la conciencia de la sociedad al despertar una solidaridad y reconocer que somos vulnerables ante la fuerza de la naturaleza. De igual forma, rindió un homenaje a las víctimas fatales, a quienes se les debe la generación de mejores condiciones para las futuras generaciones, puntualizó.


Por su parte, la legisladora Elvia Marcela Mora Arellano (PES) expresó su solidaridad y condolencias con las víctimas de estos acontecimientos y solicitó en un minuto de aplauso para reconocer a todas las personas que ayudaron a que la tragedia fuera menos grave y a todos aquellos que hicieron, desde su trinchera, la solidaridad. Asimismo, agradeció a la comunidad internacional que apoyó a los damnificados por los sismos.  


En su oportunidad, la senadora Nancy De la Sierra Arámburo (PT) señaló que actualmente, en muchos lugares, no se puede ver la reconstrucción ni los apoyos de la federación. No obstante, enalteció que tras la tragedia, los mexicanos se han levantado y han demostrado que tienen la capacidad de ser una sociedad civil organizada y en este sentido, recordó que sólo unos minutos después del sismo, ya había comunidades organizadas para apoyar en las diversas tareas de ayuda  y rescate.


De su lado, el senador Raúl Bolaños Cacho-Cué, recordó que sólo una semana antes, en Oaxaca se había vivido también uno de los terremotos más devastadores de la entidad y en este sentido señaló que fueron testigos de la solidaridad que caracteriza a los oaxaqueños. El legislador también hizo un reconocimiento al apoyo, que en ese momento recibieron del gobierno federal y del gobierno del estado de Chiapas. Sin embargo, externó que se pudieron haber salvado muchas vidas si se contara con mecanismos más estrictos en materia de protección civil y que aún hacen falta recursos de la federación para reconstruir a las comunidades afectadas.


Al hacer uso de la tribuna, el senador Juan Zepeda (MC) coincidió en que los sismos de 1985 y 2017 demostraron que en México existe una sociedad organizada que ayudó a los ciudadanos que quedaron atrapados. Además, refirió que en la mente de los mexicanos quedó marcada la imagen del puño en alto cuando se tenía que guardar silencio y pronunció el poema Puño Cerrado, del escritor Juan Villoro.


  • La senadora Beatriz Elena Paredes Rangel (PRI)  comentó que detrás de cada cifra hay un rostro y una historia que significó para la Ciudad de México la recuperación de su memoria colectiva y el renacer del orgullo de los pueblos originarios que hacían todo de manera comunitaria. Destacó que la CDMX constituyó un hito de participación política a partir del estremecimiento del sismo de 1985 y fue de la fuerza de la colectividad que surgió una exigencia de mayor democracia, lo que marcó el verdadero inicio de una nueva etapa de democratización en México. “Nos dejó un enorme dolor, pero también hizo que los capitalinos se reconocieran en su capacidad de movilización y reconstrucción”, recalcó.


    Finalmente, la legisladora Citlalli Hernández Mora (Morena) dijo que para las nuevas generaciones el sismo de 1985 solo representaba un hito en la historia nacional, pero los sucesos de 2017 permitieron que la población se unificará en un mismo sentir respecto a la necesidad de fortalecer una cultura de protección civil y de la prevención. Además, precisó que es necesario erradicar la corrupción en los permisos para la construcción pues no es lógico que edificios nuevos no cuenten con los criterios mínimos para soportar sismos. Puntualizó que no se puede permitir el lucrar con los recursos destinados para la reconstrucción y apoyo hacia los damnificados.






 

Relacionadas