Buscan fortalecer a las empresas forestales comunitarias con un marco fiscal viable

27 de Agosto de 2019


  • En el Palacio Legislativo de San Lázaro, se realizó el foro “Hacia el fortalecimiento de las empresas forestales comunitarias desde el ámbito fiscal”, en donde legisladores, y especialistas en el tema, destacaron la importancia establecer un marco fiscal viable que permita fortalecer a dichas empresas a fin de canalizar las inversiones para el mejoramiento de sus comunidades.  

    Al respecto, la presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas, la diputada Irma Juan Carlos (Morena) destacó que es necesario conducir a una reforma en materia fiscal en beneficio de las comunidades; comentó que las empresas forestales comunitarias, no solo son una respuesta a la conservación, son, antes que nada, “la solución para la conservación para nuestros bosques, la solución a la pobreza que viven los pueblos indígenas y la solución para una nueva relación entre estados, sociedad civil, pueblos indígenas y afromexicanos.” En su intervención, la presidenta de la Comisión, pidió guardar un minuto de silencio en solidaridad con los hermanos y hermanas de los países de Brasil, Bolivia, Paraguay y Perú. 


Asimismo, la diputada Martha Olivia García Vidaña (Morena), secretaria de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales, comentó que es importante lograr un marco jurídico para el bien de todas las comunidades; destacó que las empresas del sector primario, principalmente las del sector agrario y forestal, representan una actividad económica de gran relevancia, ya que en particular, las empresas forestales comunitarias, son generadoras de empleo y propician una actividad económica importante en las zonas forestales del país. 

Por su parte, Arturo Castañeda Rebolledo, jefe de la Unidad de Legislación Tributaria en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), estableció que es importante generar un marco fiscal adecuado que sea accesible, equitativo y que genere progresividad en temas de contribución, el cual, facilite a los jugadores económicos del sector social, como lo son las empresas comunitarias, a que puedan desarrollarse y que la parte tributaria no sea un impedimento o una barrera de entrada que impida poder seguir creciendo y contribuyendo al país. 


  • En su intervención, el secretario técnico de la Comisión de Cultura del Senado de la República, Carlos Miguel Poot Grajales, indicó que se deben reconocer los derechos de los trabajadores en comunidad; señaló que las empresas forestales comunitarias son empresas que tienen una trayectoria a lo largo de la historia y que han permitido, hacer la convivencia comunitaria más sencilla, sin embargo, frecuentemente dichas empresas tienen problemáticas de acceso a mercados y de orden fiscal, por lo que se requiere que las empresas forestales comunitarias, cualquiera que sea su naturaleza, sean viables.

    El director ejecutivo de Política y Legislación Ambiental (Polea), Andrés Ávila Akerberg, informó que las empresas forestales comunitarias, llevan cerca de 15 años luchando por conseguir un esquema fiscal adecuado a sus necesidades y que reconozca sus contribuciones; comentó que las empresas comunitarias, no tienen fines de lucro y sus objetivos son generar empleos para sus comunidades y ejidatarios, obtener ingresos para reinvertir en sus bosques, canalizar inversiones para el mejoramiento de su comunidad y para poder invertir en nuevas empresas comunales.



Relacionadas