Analizan en conversatorio necesidad e impacto por aumentar el salario mínimo

26 de Noviembre de 2018



En la antigua sede del Senado de la República, se inauguró el Conversatorio: Salario Digno para México, que tiene como propósito analizar la situación económica del país en relación al salario mínimo y conocer los retos que se tienen al respecto.

En la inauguración estuvieron presentes los Coordinadores Parlamentarios del PRD de ambas Cámaras, quienes coincidieron que México es el país que tiene el salario mínimo más bajo y por ello, es importante impulsar el incremento salarial de 88.36 a 170 pesos.

  • Elevar el salario mínimo es una demanda unificada de la clase trabajadora en México y por ello, es necesario realizar un incremento en el salario, el cual, no será referente de otros incrementos.

    Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa (PRD)


Por su parte el diputado Ricardo Gallardo Cardona (PRD), indicó que se deben buscar mejores condiciones para la gente, debido a que, en el país, existen más de ocho millones de mexicanos trabajando con un sueldo menor a 100 pesos al día. 

En la primera mesa de trabajo titulada: “La medición de la pobreza en México y su relación con el salario mínimo”,legisladores y especialistas comentaron que más de siete millones de mexicanos ganan el salario mínimo y no alcanza para cubrir sus necesidades básicas, por lo que consideraron necesario incrementarlo. 

  •  El salario mínimo ha estado siempre por debajo de la línea de pobreza y coincidió en la necesidad de hacer políticas públicas para que exista en el país más empleos y empresas.

    Gonzalo Hernández Licona, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)


Edgard Delgado Aguilar, investigador de estudios de Derecho Parlamentario, indicó que hay organismos internaciones como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que destacan que México es el único país de la región en donde el salario mínimo mantiene a la población en permanente estado de pobreza.

En el segundo panel titulado: “Hacía un nuevo salario mínimo; de la Conasami al Instituto Nacional del Salario Digno”, Salomón Chertorivski del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) señaló que el salario mínimo llegó a perder cerca del 80 por ciento de su poder adquisitivo de 1978 a la fecha y comentó que dejó de ser el referente de ingreso mínimo necesario para volverse un mecanismo para controlar la inflación.

  • Asimismo, David Fonseca Corral, de la Facultad de Economía de la UNAM, indicó que uno de los desafíos que tiene el constituyente y el instituto para resolver el homogeneizar las condiciones de trabajo en todo el país y enfatizó que aumentar el salario no restará competitividad, sin embargo, el Estado tiene que buscar el bien superior del país y de la economía.

    Finalmente, en el tercer panel: “La construcción de una sociedad del salario en México” en donde participó Arcadio Sabido Méndez del Instituto Nacional de Investigación, Formación Política y Capacitación en Políticas Públicas y Gobierno, exaltó que aplicar una política salarial para pensar en altos salarios, va vinculada a conservar al salario como un factor de crecimiento, y no como un costo de producción o control de la inflación.



Relacionadas